Soy vitivinicultor
de naturaleza,
criado bajo el abrigo,
de un manto verde,
de hojas de cepa.
¡Vetustas vides!
que en el viñedo,
ya desde entonces,
recuerdo viejas.
De una madera
de ásperas fibras,
sólida y dura,
como las piedras.
De tallos gruesos,
y enrevesados,
largos sarmientos
y el fruto amado.

Este sitio web, utiliza cookies para facilitar el uso y ofrecer una mejor experiencia de navegación al usuario. Si continúa navegando, implícitamente está aceptando su uso.
Más información en la Política de Cookies y Política de Privacidad.

Lee aquí la normativa de uso general Aviso Legal.

ACEPTAR
Aviso de cookies